Unidades de Ejecución

El Ayuntamiento quiere desarrollar, de oficio, zonas cuya urbanización correspondería a particulares. Para ello iniciará la tramitación pertinente para desarrollar de oficio terrenos  de diferentes propietarios. Esto responde al interés público que conlleva para el municipio. El comienzo de este procedimiento se ha aprobado mayoría con los votos de PP y PSOE.

Se llaman "unidades de ejecución" y son terrenos que pueden pertenecer a uno o varios propietarios y que están sin desarrollar. Según la legislación, y en la misma Constitución se reconoce, la propiedad privada siempre conlleva una parte de función social o pública. Es decir, aunque los terrenos sean privados, parte de ellos están destinados a calles o zonas verdes, por ejemplo. El propietario debe ser el que tome la iniciativa de urbanizar esas partes que son públicas, de desarrollarlas: instalar el alumbrado público, el agua, las aceras, asfaltar, reservar zonas verdes....

En nuestro municipio hay nueve unidades de ejecución que aún no están desarrolladas. Es decir, terrenos por los que debería pasar una calle, pero la calle no está hecha, por ejemplo. A veces, en estas situaciones, los vecinos culpan al Ayuntamiento de que esa calle no se desarrolle sin saber que esa responsabilidad corresponde, en realidad, al particular.
El pasado año, el Ayuntamiento requirió a los propietarios de estas unidades de ejecución para que iniciaran su desarrollo. Nadie lo hizo, y por eso ahora el Ayuntamiento iniciará la tramitación pertinente para realizarlo de oficio, por el interés público que conlleva, aunque el coste seguirá siendo responsabilidad de los propietarios. El comienzo de este procedimiento se ha aprobado mayoría con los votos de PP y PSOE. en el pleno del mes de enero de 2017.
El objetivo es que no haya calles a medio hacer o inexistentes porque, aun estando previstas, nadie las ha desarrollado.

Algunos ejemplos de unidades de ejecución que se quiere desarrollar es el solar de la Avenida Mariano Díaz, donde, cuándo se urbanice la parte pública, permitirá que esa calle sea una verdadera Avenida, como indica su nombre.
Otras zonas, donde faltan calles por conectar son, por ejemplo la calle Valdelaguna o la Avenida de los Deportes.

No es un proceso sencillo ni rápido. En este mes se harán notificaciones, después habrá un periodo de alegaciones, antes de una aprobación definitiva. Luego debe hacerse el reparto de cesiones entre el Ayuntamiento y el propietario, o el reparto entre propietarios cuando hay más de uno. Después se redacta el proyecto de urbanización y, finalmente, la obra. De este modo, la previsión para que se haga realidad este proyecto es de un par de años.